KAIKU SIN LACTOSA

Desde que soy mami valoro aun más el lado amable de la vida que se compone de cosas que, aunque son sencillas, son las que me hacen feliz. Un paseo con mi peque y Sergio cada tarde, la ducha de cada mañana con agua calentita, leer vuestros mails y comentarios a primera hora, prepararme un rico desayuno para disfrutar tranquilamente mientras la casa aun está en silencio y todos duermen. Ese es mi momento…  

Comienzo con un bol de fruta variada que riego con zumo de naranja y añado algún cereal con fibra, pongo a tostar pan de centeno, el café recién hecho… Me gusta con leche y para que me siente bien prefiero que no tenga lactosa, al igual que los yogures o quesos (a las tostadas siempre les pongo una lonchita junto con alguna otra proteína).  

Si eres de las mías, que te gusta sentirte bien y ligera, te aconsejo tomar KAIKU SIN LACTOSA que es la mayor gama de productos sin lactosa del mercado, y lleva la ligereza por bandera: productos que sientan bien a las digestiones, y por lo tanto a nosotr@s en general.

Me encanta que tenga tanta variedad de productos: leches, batidos, yogures, natillas, natas y quesos. Todos 0% lactosa, 100% ligereza, 100% sentirte bien contigo mismo.

Porque seguro que hay infinidad de pequeñas cosas que te hacen sentir mejor #daelpaso como yo. Me cuentas cuáles son? Me encantará que las compartas!

Feliz día!!!

— // —

Sorry but this post is only in spanish. Thanks!!!


Big kiss.














5 comentarios en “KAIKU SIN LACTOSA

  1. Son los mejores a mi me encantan, yo los empece a tomar porque mi niña tenia por las mañanas las digestiones muy malas y le dolía tanto la barriga que tenia que ir al cole a buscarla. Desde q toma sin lactosa es la niña más feliz del mundo además de una dieta bien equilibrada y lo más sana posible. Besos

  2. Haces un desayuno estupendo, es la comida más importante del día. Yo también soy de las que consumen leche sin lactosa, me siento mucho mejor, no tengo hinchazón y puedo así tomar leche a gusto y tranquila sin pensar que me sentará mal o me sentiré pesada.
    Es muy importante cuidarse, y cuando nos convertimos en mamas, empezamos a calorar mucho más esas cosas.

    Besitos Bárbara!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *