Looks

ORANGE AT HOME

Hola preciosas. ¿cómo os vais encontrando? Espero que fenomenal. Por aquí todo en orden. esta semana en Madrid es más cortita porque el viernes es festivo y aunque no haya celebraciones este año, por lo menos, es un día más especial y sin horarios. Desde que esta situación anómala comenzó hemos tratado al máximo de cumplir con horarios y rutinas, vestirnos diferentes para trabajar y hacer que la peque tenga sus momentos de debereshomework.

Yo me estoy levantando muy temprano. A las 6 estoy todos los días en pie. Aprovecho para tomar con calma algo de fruta, repasar mi agenda y mis notas y avanzar algo de las tareas del día antes de arreglarme. Normalmente vuelvo a sentarme delante del móvil y del ordenador a las 9.30 y salvo la hora de descanso del medio día, no dejo de mirar las pantallas hasta las 6 de la tarde. Aunque el resto del día sigo conectada. Mi trabajo es digital, creando contenido y comunicando en redes y eso requiere que mi vista se someta a un gran esfuerzo.

A los 12 años más o menos me detectaron miopía y desde entonces he cuidado mucho mi vista intentado que el aumento de dioptrías no fuera rápido. Al principio, como era muy pequeña, mis padres y los médicos pensaron que la mejor opción para mi era el uso de gafas. Recuerdo que elegí unas muy bonitas con montura metalizada en color malva claro. Como los cristales eran muy finos mis amigas pensaban que no los llevaba y eran el centro de atención.

No obstante, poco tiempo después, más o menos con 13/14 años y la llegada de la adolescencia, las gafas empezaron a molestarme y mi decisión de usar lentillas fue determinante. Aprendí rápidamente a ponérmelas, a limpiarlas, a usarlas las horas adecuadas… y todo ello fue un gran cambio para mi calidad visual. Llevar lentes de contacto es como si no llevaras nada. Son “tus propios ojos los que ven” y no hay ningún elemento distorsionador que se interponga en el campo visual.

Un problema para los usuarios de este tipo de productos son los precios. Al final debes renovar a menudo y las compras fijas pueden suponer un problema. Yo lo que hago es buscar tiendas online en las que los precios son mucho más competitivos y donde es fácil encontrar lentillas baratas online. Una de las que podéis visitar es la web Vision Direct España donde la compra es súper cómoda.

Al principio mis lentillas eran de larga duración. Luego llegaron las lentes desechables (qué gran invento!) y en este momento, utilizo unas que duran 15 días. Con este tipo el ojo no está nada molesto, siempre está hidratado y son tan finas que es como si no llevaras nada. ¡El cambio es increíble!

¿Cuántas usuarias de lentillas como yo entre mis lectoras? ¿Cuál es vuestra experiencia? ¡Contadme!

Aprovecho antes de despedirme para enseñaros un look que fotografiamos en casa 🙂 El naranja es uno de los colores tendencia de la temporada así que tomad nota! A mí personalmente me encanta y me apetece un montón cuando llega el buen tiempo incorporarlo en las prendas de mi armario. Espero que las fotos os gusten mucho. Os mando besos XXX. ¡Cuidaros mucho!

FOTOS SERGIO ESPINOSA

2 comentarios en “ORANGE AT HOME

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *