#BMami

#BMAMI. UN NUEVO ESTILO DE MAMÁ Y DE MUJER

bárbara crespo

Este post lleva rondándome hace tiempo, incluso desde mucho antes de ser madre, y por fin ve la luz. Es fruto de mis reflexiones pero también de las conversaciones que tengo con mis amigas de treinta y tantos y cuarenta y pocos, algunas casadas, otras solteras, con y sin hijos… Y con todas coincido en las mismas ideas, que nos hacemos mayores, pero que tenemos las mismas ilusiones y sueños de las veinteañeras. Somos unas madres diferentes?

Recuerdo que nada más dar a luz tuve un día extraño con un pensamiento que me tenía inquieta… era madre, pero no me sentía diferente… tenía que dejar de ser yo misma? Porque el yo misma que conozco y conocía era muy poco madre hasta ese momento jajaja; y llegué a una conclusión que hoy sigue acompañándome y que creo que es la que enriquece por encima de todo mi relación con Chloé. Soy su madre pero por encima de todo soy Bárbara, divertida, ingenua, cariñosa, cercana, sensible, responsable, trabajadora, algo organizada, algo caótica… la que es y la que era antes de que ella me conociera, y solo siendo como soy podría enseñarla lo mejor que sé de la vida y de cómo disfrutarla. 

Eso no significa que no sea y me sienta madre!!! Soy súper madre y como casi todas las madres convivo con una angustia permanente, una sensación de responsabilidad infinita, con un instinto de protección asesino y por encima de todo con un amor que me llena y rebosa y que solo he sentido y sentiré por mi hija.

Pero además de todo eso que ahora experimento, me encuentro con que me sigo imaginando en proyectos y aventuras, con una necesidad constante de superarme y de cambiar mi realidad para hacerla mejor.

Ello se traduce en que quiera seguir asumiendo retos laborales y que sienta que todo aun está por llegar, o puede cambiar. Y que, además, tenga la necesidad de seguir aprendiendo o formándome y no me sienta ridícula imaginándome como estudiante de…. no sé, por ejemplo, surf??!!!! Me encantaría saber surfear!!!

El caso es que a mis amigas les pasa los mismo y nos resulta curioso porque creemos que es algo generacional el sentir esa inestabilidad que, por una parte, es maravillosa y por otra, un tanto díficil de manejar. Nuestras madres y más aun nuestras abuelas, tenían claro, con nuestras edades, lo que eran de manera global (madres y maestras o médicos o amas de casa o lo que fuera). Nosotras en cambio sabemos que somos algo pero también que podemos ser aquello y que nos ilusionaría ser aquello otro… y no sentimos que la edad sea un impedimento importante para lograrlo. Sí lo son en cambio el dinero y el tiempo, la falta del mismo…

Será que somos más inmaduras? Pues puede ser…. Y afortunadamente es así! Creo que en general no hay nada peor que creer que uno no puede o debe hacer algo por sentirse demasiado mayor o por serlo realmente. Solo se vive una vez y prefiero hacer mil veces el ridículo a quedarme con las ganas de probar o sentir o VIVIR!

No todo son ventajas. Tener cuarenta o casi tenerlos y sentir incertidumbre no siempre es genial… Pero creo que es una nueva realidad que nos ha tocado vivir y que las mujeres, que somos más abiertas de mente y estamos más preparadas en general (que nadie se me ofenda, es lo que pienso), vamos a saber convivir mucho mejor con los nuevos tiempos… Pero qué pensáis vosotras?…. Ahí lo dejo! Espero opiniones en comentarios :))

Un súper beso!

bárbara crespo bárbara crespo bárbara crespo bárbara crespo bárbara crespo

12 comentarios en “#BMAMI. UN NUEVO ESTILO DE MAMÁ Y DE MUJER

  1. Pues opino igual que tú, a mi me encanta ser madre. Mi hija Sofía tiene ya 7 años y me permite hacer muchas cosas, pero también me demanda mucho. Esto no significa que no pueda vivir mi vida, hacer mis cosas, deporte, salir con mi marido como tu bien dices, día de papis, eso se necesita! También gestiono un blog e intento crecer en mis pasiones para poder dedicarme al 100% a ello y poder tener más tiempo para disfrutar de la Vida y de mi hija, porque hay que vivirla y disfrutarla y, es verdad, las mamas de ahora somos distintas, aunque no todas, todo sea dicho, pero yo me niego a encasillarme en el pasado. Hay que vivir el presente y el futuro genial que nos espera, soy creativa, activa, presumida, no puedo parar y eso cada día me sirve para enseñar a mi hija ciertos valores que solo se aprenden de una madre, ser tu misma.

    Me ha encantado el post guapa!

    Muchos besos!

  2. Me ha encantado! yo soy mamá de un bebé de 1 año y siempre e tenido esa sensación… de hecho algunas veces me “siento mal” por no ser de esas mujeres que dicen lo primero soy MADRE y luego el resto… y yo creo que primero debo ser mujer y madre por supuesto, pero no pensando que solo estamos ya para ser madres… tambien tengo la necesidad de vivir a parte de ser madre, de tener amigas y disfrutar de ellas, de mi chico, de mi gente… y no solo de mi hijo que por supuesto es lo que mas quiero en el mundo y con quien mas quiero estar todo el tiempo que pueda! Espero haberme explicado…. y es que creo que las madres de ahora estamos hechas de otra pasta, con otros pensamientos… queriendo ser madre antes todo pero también seguir siendo mujeres!
    Gracias por tu post!

  3. Soy de las que se alegra de que haya cambiado, en general, el tipo de madre que solía haber antes, lo veo reflejada en mi madre con pocas amistades, ha vivido por y para la casa con preocupaciones tremendistas por la limpieza sin ningún sentido, vida solitaria, poca realización personal….y quizás porque era su “deber”, estoy segurísima que habría elegido otro tipo de vida y que aunque haya disfrutado conmigo criándome no se ha sentido realizada personalmente, dando lugar a frustraciones y depresiones que suelen surgir. Por eso mismo vivir, disfrutar, realizarse…lo considero beneficioso y totalmente compatible con se madre, es más va ha hacer mucho bien a los hijos venideros y creo que son cualidades que se trasmite. así que tener estos pensamientos son totalmente positivos a nuestra persona y creo que no habría que sentir ningún tipo de culpabilidad, porque sobra decir, que la responsabilidad como madre se lleva implícita y no se está dejando en ningún momento de lado. Me ha encantado tu post!!

  4. Buenísima reflexión, yo opino lo mismo que tú… la figura de las mamás está cambiando, y pienso que es para mejor. Mejor para nosotras y para nuestro peques!!

  5. Pues qué quieres que te diga, que tienes toda la razón, hoy en día la sociedad ha cambiado muchísimo, y la verdad que tenemos la capacidad de adaptarnos a todo, cosa que está genial.
    Besos.

    Gemeladas

  6. Hace tiempo que no te leía Bárbara, no porque haya dejado de seguirte sino porque apenas tengo tiempo material de leer otros blogs pero estoy completamente de acuerdo con todo lo que he leído en este post excepto en una cosa “en que estamos más preparadas”, estamos preparadas de una forma diferente pero mi madre estaba sobradamente preparada para mil cosas que yo nunca sabré hacer, seguro que la tuya también, y eso hay que valorarlo como se merece.. No obstante creo que sólo siendo nosotras mismas, con nuestros aciertos, nuestros errores, podremos hacer que nuestros peques sean ellos mismos y sí, con mis amigas es algo que siempre hablamos y una pregunta que siempre surge cuando podemos hablar ¿hemos cambiado por ser madres? No, nos hemos completado de manera diferente, hemos crecido y sobre todo albergamos un amor sin límites, el amor que se siente por un hijo.. Menudo royo te he metido! Un besazo, la peque está preciosa

    1. No me has entendido guapa. cuando digo ” creo que es una nueva realidad que nos ha tocado vivir y que las mujeres, que somos más abiertas de mente y estamos más preparadas en general (que nadie se me ofenda, es lo que pienso)…” me refería que las mujeres en general las de ahora, y también nuestras madres, abuelas… estamos más preparadas que los hombres para adaptarnos a los cambios y a las nuevas realidades tan cambiantes… Un besito!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *